Esfera dedicada al genio Erik Satie envuelto y desnudo en todos sus personajes sonoros y su visión sobre su propia aportación a la música cosmopolita de las grandes urbes.

Facebook Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: