Tras un inició juguetón, navegando entre un “manouche” bastante “punk” y el “bluegrass”, continuamos con inspiraciones irlandesas, portuguesas y flamencas, estas últimas en diversas conexiones, como la india, junto con experimentos más inclasificables.

Add Your Comment